2.05.2017

Yazd

Yazd
Además de ser una de las ciudades más bellas de Irán, con sus 5000 años de historia es también una de las más antiguas. Situada entre los desiertos Dasht-e Kavir y Dasht-e Lut, Yazd se alza como un oasis de callejuelas laberínticas de colores ocres, con monumentales mezquitas esmeralda y singulares torres del viento, además es también el centro de una de las religiones más antiguas de la humanidad, el Zoroastrismo.
Yazd
Una de las cosas que más llaman la atención es el uniforme colorido de los edificios de diferentes tonalidades de tierras que se mimetizan totalmente con el entorno. Visto desde lo alto, las casa, las calles y el paisaje se complementan perfectamente sin saber donde empieza uno y termina el otro.
Yazd
Yazd
Uno de los elementos arquitectónicos más sorprendentes y característicos de Yazd son las torres del viento, unas edificaciones que actúan a modo de aire acondicionado rudimentario pero efectivo, atrapando el viento y transportándolo directamente al interior de los edificios, asegurando así el fluir constante de aire para refrescar el ambiente de las estancias.  Es un buen ejemplo de como el ingenio humano pudo hacer prosperar a una ciudad en medio del ambiente desértico. Además muchas calles están a la sombra protegidas del sol por arcos que ayudan a mantener las temperaturas a raya.

La combinación de torres del viento, con techos abovedados y patios hacen soportable la vida en un lugar con temperaturas que pueden llegar a los 45 grados y sin apenas días de lluvia en todo el año.
Yazd
YazdYazd
Yazd
Otra de las grandes invenciones de la cultura persa que permitió a la ciudad sobrevivir a las inclemencias del desierto fue las construcción de su basta red de qanats, pozos conectados entre si por canales subterráneos que transportándola desde el subsuelo, abastecen a la ciudad de una fuente constante de agua.
Yazd
Yazd
En Yazd hay muchas cosas que ver como la torre del reloj, la prisión de Alejandro, el museo del agua o la gran Mezquita, aunque el lugar más iconico de la ciudad es seguramente el complejo de Amir Chakhmaq con la impresionante fachada de varios niveles con arcos, por desgracia durante mi visita estaban remodelado la plaza y no pude apreciarla en todo su esplendor.
IRAN
Yazd
Yazd
Yazd
Otro de los lugares famosos es el templo del fuego, una construcción moderna de 1934 con muy poco interés artístico que sin embargo es el centro de la religión Mazdeísta y contiene en su interior una llama que dicen no ha dejado de arder desde el año 470, pero ya aprovecharé para hablaros de esta fascinante religión en otra entrada.
Yazd
Caminando por Yazd sorprende el encontrarse con vestigios de construcciones medievales medio derruidas, arcos de piedra asomando entre edificaciones más modernas, puertas multicolor de madera resquebrajada ... Sobretodo vale la pena viajar allí por la ciudad en sí misma, para pasear y sentirse transportado a la antigua Persia, al escenario perfecto para un cuento de las mil y una noches.
YazdYazdYazdYazd
Pero si durante el día la ciudad parece cubierta por un manto de arena debido al monocromatismo de sus edificios, cuando baja el sol Yazd se envuelve de una atmósfera mucho más romántica, con sus estrechos callejones iluminados por rudimentarias luces de intensos colores y con los minaretes de la gran mezquitas alzándose solemnes como dos agujas azules en medio de la noche.
yazd
Yazd
yazd
Yazd
Yazd
Yazd
Yazd
IRAN
yazd
Quizás no fuera lo que más me llamó la atención de mi viaje por Irán, pero fue una parada muy agradable y que os recomiendo. Con un ambiente muy relajado y buenas opciones de hoteles y restaurantes Yazd es un buen lugar para recobrar fuerza y relajarse en contraposición a Teherán que puede resultar bastante agobiante o a Ísfahan donde hay tantísimo que ver que es difícil encontrar un momento para descansar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada