10.23.2009

Templo colgante


Hanging temple 3, originalmente cargada por knet2d.

*Lunes 19/10/09

A las 16:00h llegamos a Datong tras 6 horas de tren. Al llegar nos encontramos con un chico francés que lo primero que nos dijo fue: “Datong es una mierda de ciudad”. Empezamos bien.

Nos advirtió de que no había ningún centro de turismo en la estación y en el mostrador de información no hablaban inglés. Nuestra idea era pasar una noche en Datong y tomar un tren nocturno el día siguiente así que necesitábamos comprar los billetes lo antes posible, total que nos pusimos a la cola de una de las taquillas, sin saber si era la correcta o no. Finalmente pudimos comprar dos billetes para el día siguiente, el segundo paso era buscar un hotel para esa noche.

Al poco de dejar la estación nos abordó un hombre con un perfecto inglés, era miembro del centro de turismo así que reservamos con él una habitación de hotel y un tour para ver todo lo que queríamos al día siguiente. Misión cumplida!

Lo más curioso fue encontrar a dos chicos de Barcelona que se alojaban también en el hotel y que habían venido por separado, así que fuimos a cenar y a tomar algo todos juntos.

La primera impresión que tuvismos de Datong fue la de una ciudad sin mucho que ofrecer, es una ciudad dedicada a las fábricas y minas que hay en el extrarradio, todo y tener una larga historia como punto estratégico por hacer de frontera con Mongolia y ser la antigua capital de los tuoba, parecía estar estancada en la revolución industrial de principios del siglo pasado. Sin embargo tiene el yacimiento de arte budista más antiguo de toda China, la torre de madera más alta del país, así como el mural de los nueve dragones, el templo colgante, el templo Huayan,... además parece que Datong esta decidida a convertirse en otra de las grandes ciudades de China, es impresionante la cantidad de pisos, parques, puentes y carreteras que están construyendo, y no pisos pequeños, sino cientos de bloques de 20 a 40 pisos de alto, están levantando una ciudad en medio del desierto. Probablemente solo en 5 años Datong será una ciudad muy distinta a la que hemos visto nosotros.

Aunque que más nos chocó fue el brusco cambio de temperaturas, cuando salimos de cenar estábamos a -4º, que comparado al calor de los primeros días de Pekín que era como estar en Barcelona ha hecho que tengamos que echar mano de chaqueta, bufanda y tres capas de camisetas. En cuanto al hotel no era ninguna maravilla, es más era una pocilga, con el wc roto perdiendo agua por todo el lavabo, sábanas sucias, paredes llenas de mosquitos aplastados, pero por lo menos tenía calefacción y una cama.

Tras un merecido descanso nos levantamos con los ánimos de saber que no tendríamos que volver a dormir en ese hotel y nos unimos al grupo del tour donde además de los dos españoles había una pareja de argentinos y un grupo de Americanos jubilados que por lo que dijeron se había vendido la casa y no volverían hasta que sus hijos tuviesen nietos, llevaban tres meses en China.

Tras 2 horas de camino, llegamos a la primera parada, el templo colgante. Un edificio construido hace 1500 años en la pared de un acantilado y que se sostiene únicamente por unos largos pivotes de madera. Aunque no pueda apreciarse plenamente en las fotos podéis haceros una idea de lo impresionante que es.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada